Desgaste y estrés en el trabajo pueden llevar a las mujeres a comer más y sin control

  • Iniciador del tema Mrt
  • Start date
  • Respuestas 0
  • Visitas 203
Bienvenid@ a elRulo.com
Si todavía no es miembro de la comunidad, regístrese aquí
Registro
M

Mrt

Guest
Desgaste y estrés en el trabajo pueden llevar a las mujeres a comer más y sin control



El trabajo nos puede generar estrés, cabreos y depresiones. Para afrontar esas situaciones el ser humano se vale de recursos que pueden tener efectos secundarios. Una de esas salidas es comer, comer más.

Comen cuando están estresadas en lugar de solo cuando tienen hambreSegún un estudio finlandés, las mujeres a quienes su trabajo les produce una gran insatisfacción pueden refugiarse más en la comida en momentos de estrés, y lo que es más, tienen más tendencia a comer sin control.

El trabajo halló que quienes dijeron estar quemadas en su trabajo tenían más posibilidades de tener un hábito "emocional" con respecto a la comida, es decir, comen cuando están estresadas, ansiosas o decaídas, en lugar de cuando tienen hambre únicamente.

Según la directora del estudio, Nina Nevanpera, del Instituto finlandés de Salud Ocupacional, "quienes sufren desgaste pueden ser más vulnerables a la ingesta emocional e incontrolada y tienen la habilidad de cambiar su comportamiento alimenticio".

Ingesta emocional

Los hallazgos se basan en el estudio de 230 mujeres de edades comprendidas entre los 30 y los 55 años que formaron parte de una evaluación clínica sobre cambios de estilo de vida saludables. Todas tenían trabajo, y al principio del estudio fueron preguntadas por su desgaste laboral y sus hábitos de alimentación.

No hay un efecto del desgaste laboral en el peso de las mujeresSin embargo, el estudio –publicado en American Journal of Clinical Nutrition– no encontró un efecto del desgaste laboral en el peso de las mujeres. Al principio, la mitad de las que dijeron sufrir en el trabajo tenían un peso normal, frente a un tercio de las que no tenían problemas.

Según Nevanpera, la ingesta emocional es un potencial factor de riesgo para engordar en el futuro. Además, no es saludable, dado que la gente estresada tiende a recurrir más al chocolate y a la comida rápida que a una pieza de fruta.

fuente: 20minutos