El Oporto busca reeditar el título ante el 'mata-gigantes'

  • Iniciador del tema elRulero.com
  • Start date
  • Respuestas 0
  • Visitas 178
Bienvenid@ a elRulo.com
Si todavía no es miembro de la comunidad, regístrese aquí
Registro
E

elRulero.com

Guest
Dublín acogerá hoy una inédita final de la Liga Europa entre los portugueses del Oporto, campeón de la Liga de Campeones en 1987 y 2004 y de la UEFA en 2003, y del Sporting de Braga, el pequeño 'mata-gigantes' que aspira a dar la campanada

Debes estar registrado para ver imágenes


Dos equipos vecinos del norte de Portugal quieren coronarse en la segunda competición más importante del Viejo Continente y suceder al Atlético de Madrid en un partido de acentuados contrastes y en el que el Oporto es el claro favorito por plantilla e historia.

'Los dragones', ya campeones de Liga y finalistas de la Copa de Portugal, exhiben una brutal pegada con jugadores como el colombiano Radamel Falcao, un depredador del área, máximo anotador de la Liga Europa con 17 tantos, y el brasileño Givanildo Vieira de Sousa, 'Hulk', un exuberante extremo izquierdo. Disponen de un medio del campo aguerrido y creativo -gracias a la participación del portugués Joao Moutinho, el colombiano Freddy Guarín o el argentino Fernando Belluschi- y de una defensa compacta y con capacidad goleadora. Sus centrales titulares, el luso Rolando y el argentino Nicolás Otamendi, suman juntos nueve dianas esta temporada.

El joven arquitecto de la máquina blanquiazul, André Villas-Boas, de 33 años, ha forjado un conjunto que se mueve entre el 4-4-3 y el 4-4-2, cuyas principales señas son la presión y la rapidez en las transiciones ofensivas. Colaborador de José Mourinho entre 2004 y 2009, desea igualar los registros de su "maestro" -que ganó en su primera temporada con el Oporto una UEFA en 2003- y coronar un excepcional curso en el que ha gando la liga sin conocer la derrota en 30 partidos (27 victorias y 3 empates).

Para el embate de hoy, el técnico apenas tendrá las bajas de los internacionales uruguayos Jorge Fucile, defensa, y Cristian Rodríguez, extremo, aunque ambos no son titulares habituales.

Un equipo rocoso y tenaz

Enfrente estará el rocoso y tenaz Sporting de Braga, un conjunto de la clase media-alta portuguesa que estas dos últimas temporadas se codeó con los tres gigantes lusos: Benfica, Oporto y Sporting de Lisboa. El subcampeonato logrado la pasada temporada abrió las puertas de la Champions a 'los guerreros del Miño', que en su fase previa liquidaron al Celtic de Glasgow y Sevilla, dos huesos con callo europeo.

Terceros en su grupo, por detrás del Shakhtar Donetsk ucraniano y el Arsenal inglés, ingresaron en la Liga Europa y superaron hasta la final de Dublín al polaco Lech Poznan de José María Bakero y a los poderosos Liverpool, Dinamo de Kiev y Benfica. Seguridad defensiva y rigor táctico son las principales armas del Braga, cuya modesta plantilla está compuesta de descartes de otros clubes y dispone de una significativa presencia de brasileños (50% del plantel).

El exjugador del Tenerife Domingos Paciencia, de 41 años, ha dotado al conjunto bracarense de un sobresaliente empeño defensivo y ha inculcado mentalidad competitiva a unos futbolistas poco acostumbrados a competir al más alto nivel de forma regular. Entre sus mejores hombres figuran el brasileño Artur Moraes, un sobrio e imponente guardameta de 1,92 metros; el peruano Alberto 'el mudo' Rodríguez, rápido y fuerte; y el internacional luso Sílvio, un polivalente lateral incisivo en ataque y sólido en defensa al que sigue de cerca el Atlético de Madrid.

Paciencia, famoso delantero del Oporto de la década de los 90, tiene entre algodones a su lateral derecho titular, el luso Miguel García, al veterano brasileño Paulo César y al propio Rodríguez, aunque se espera que todos ellos estén disponibles para la final. "En una final y, frente a lo que ha ocurrido, es natural que se atribuya un favoritismo muy grande al Oporto, pero en un solo partido depende mucho de la inspiración y de otras situaciones. Es eso lo que nos lleva a creer que es posible", ha comentado Paciencia.


VIA:que.es